Buscar
  • María Fernández Lago

NEGACIÓN


Te vi. Tú te acercabas lentamente

por el borde del agua hacia el espacio

que ocupaba mi cuerpo y tan despacio

te vi llegar que no me vi. Mi mente

discurrió que venías al abrazo,

se imaginó el abrazo de repente.

Yo no te conocía casi y frente

a aquella ensoñación opuse el trazo

de la palabra “no”, ¡qué diligente

la negación en mí abriendo el paso,

perforando los muros!, ¡qué fracaso

la negación de ti: tres veces miente!

Pasaste por mi lado junto al agua

trayendo todo el fuego de la fragua.

#sonetos

56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tras tres, des más; pues das, las ves. Te di, me fui de mí.

Denario, diez, raíz en la extensión de la fortuna, el árbol del dinero se sustenta de una luz que es primero y que alimenta un nombre y su ilusión. Diez ases en la mano, ¿es más que un cero?, me pregu

Esperar la respuesta, como un canto al vacío, de la medida justa que equilibre la escena, no es más que un desvarío, siempre puedes lanzarte, nada esperando, al río, unirte a la corriente. Tal vez val