Instrucciones para escribir sobre el Titanic

Evitar caer en la repetición: el barco no se hundirá.

10 de septiembre de 2011

1-11/14

 

Te lo puedo decir sólo en silencio.

 

Cuanto más me lo callo más a punto

 

de encontrar la palabra que no existe

 

me encuentro y no me encuentro.

 

 

En este juego apenas diferencio

 

al jugador del dado y me pregunto

 

si el dado es el que juega y tú naciste

 

para ser lo jugado desde dentro.

 

 

Pero no pienses que es esto una queja;

 

quiero tender un puente levadizo

 

para que lo transiten los cautivos.

 

 

Por lo demás, no busco moraleja.

 

Yo tengo el norte un tanto olvidadizo

 

como la mayoría de los vivos.

 

                                           9 de junio de 2013

 

 

1-1/14

 

Si esta impresión de vida es cierta; si este

 

teatro provinciano, aquella esquina,

 

el extra, el don, la mente que imagina

 

la mente que imagina, lo celeste,

 

 

el doble, el otro, tú, yo, el Oeste,

 

el Norte, el Sur, el Este, la divina

 

doméstica fortuna que destina

 

su mirada a quien la manifieste;

 

 

si ya no sé saberte; si he extraviado

 

la brújula de tiempo y voy sin rumbo

 

por el agua; si acaso me derrumbo

 

 

y me anclo en el centro del olvido,

 

recógeme del fondo, hazme un nido,

 

un ovillo, un núcleo, a tu costado.

 

                                          27 de abril de 2013                

30 de abril de 2012

No creo

 

No creo lo que veo. Es sólo un juego

el gato persa, el arma, el río oscuro,

la otra rama, la otra,

la otra rama y el frío,

 

en este ínfimo punto en el que paro,

este punto infinito para todo,

donde la nada es sola

y la luz y el camino.

                

                               8 de abril de 2012

 

Escribo en mi defensa que no hay mundo,

 

todo me importa y nada importa nada.

 

No estar o sólo estar.

 

El día pasa solo.

 

 

El tiempo ocurre

 

y tú, impulso inmortal,

 

buscas el cuerpo,

 

que es el olvido mismo

 

de todos los amores.

 

 

Brilla al fondo la luz. Pasan los mares

 

en un mundo que no ha existido nunca 

 

y aprendes sin memoria

 

lo que ya no recuerdas.

 

                                         22 de octubre de 2012

INEXISTENTE

©
 

María Fernández Lago

Comentarios
 

Si quieres dejar algún comentario, puedes hacerlo mediante un mensaje.

Muchas gracias

Archivo del blog

 

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black