Buscar
  • María Fernández Lago

PACÍFICA MENTE


Hay cierta paz que sólo en un estado

de inmaterialidad siembra su huella;

acaso sea la paz sutil estrella

transitando en su esfera grado a grado.

Hay cierta paz difícil de explicarse

sin colaboración de otras instancias;

acaso la expresión de las sustancias

en química resuelva cómo darse.

Y hay cierta paz, al fin, en la paz misma

que se dice y se asienta en propia base,

en la divina base, ¡quién llegase

a alcanzar los colores de su prisma!

Acaso la Paz sepa de antemano

dónde posar el beso, el pan, la mano.

#sonetos

42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

DINEROS

ÉXITO

NIEBLA

la niebla pesa más que una patada así en la nuca viva pesa y plomo te duelen los contornos por asomo ni pareces feliz ni una estocada pesa es espesa y pasa traspasada trasvasada al espanto tomo y lomo