top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaría Fernández Lago

EN RETIRADA


A mi hijo

¡Qué cansancio, Gabriel, el ala dura

de la necesidad burguesa y cada

pequeña mezquindad acomodada

en bien del bienestar y la estructura!

Tú cúrate y locúrate, procura

una mirada suave hacia la nada,

sal de lo cotidiano, la mirada

amplía hacia la altura.

La fortuna es fugaz como un cometa,

la vida es una pasar resbaladizo,

un desliz magistral, rizado rizo,

¿la familia?, ¿la fama?: no hay receta.

Mejor toma del sueño y la medida

la descansada vida.

33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Y VAN DOS

Yo le escribí un poema a un gilipollas. Perdón por la disculpa, aunque lo cierto es que debía disculparse, aún muerto, el gilipollas. Sí. Por gilipollas. Yo le escribí un poema y aún ampollas me salen

PASEO

bottom of page