Buscar
  • María Fernández Lago

EN RETIRADA


A mi hijo

¡Qué cansancio, Gabriel, el ala dura

de la necesidad burguesa y cada

pequeña mezquindad acomodada

en bien del bienestar y la estructura!

Tú cúrate y locúrate, procura

una mirada suave hacia la nada,

sal de lo cotidiano, la mirada

amplía hacia la altura.

La fortuna es fugaz como un cometa,

la vida es una pasar resbaladizo,

un desliz magistral, rizado rizo,

¿la familia?, ¿la fama?: no hay receta.

Mejor toma del sueño y la medida

la descansada vida.

#sonetos

33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tras tres, des más; pues das, las ves. Te di, me fui de mí.

Denario, diez, raíz en la extensión de la fortuna, el árbol del dinero se sustenta de una luz que es primero y que alimenta un nombre y su ilusión. Diez ases en la mano, ¿es más que un cero?, me pregu

Esperar la respuesta, como un canto al vacío, de la medida justa que equilibre la escena, no es más que un desvarío, siempre puedes lanzarte, nada esperando, al río, unirte a la corriente. Tal vez val