Buscar
  • María Fernández Lago

EN LA TIERRA


Quiero estar en la tierra, pero a poco

que pongo un pie sobre el asfalto anhela

vivir del aire el yo que en mí tampoco

se siente yo en el aire. El alma vuela.

Este paseo denso –¿me equivoco?–

tiene de cárcel mucho, es una escuela

con patio de recreo y maestro loco

y algunos episodios de novela.

Quiero estar en la tierra levemente,

pero estar en la tierra es bajar tanto,

es arrojarse al mar de lo sensible

y hay un silencio exacto y permanente

que me dice “no escuches ese canto

porque la realidad es imposible”.

#sonetos

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tras tres, des más; pues das, las ves. Te di, me fui de mí.

Denario, diez, raíz en la extensión de la fortuna, el árbol del dinero se sustenta de una luz que es primero y que alimenta un nombre y su ilusión. Diez ases en la mano, ¿es más que un cero?, me pregu

Esperar la respuesta, como un canto al vacío, de la medida justa que equilibre la escena, no es más que un desvarío, siempre puedes lanzarte, nada esperando, al río, unirte a la corriente. Tal vez val