Buscar
  • María Fernández Lago

LUNAR


Yo irradio tu reflejo, sol naciente.

Como una luna mansa te cobijo

y te entrego (me entrego a) la candente

imagen de tu imagen, punto fijo.

¿Qué calor yo ardería, qué imprudente

satélite de fuego en amasijo?

Mi calor es lunar, un acertijo

que no acierta a explicarse en lo caliente.

Una luna sin sol es piedra fría,

es roca yerta y fría, es tierra yerma

en aridez fatal, es carestía.

Y tú sin mi, tú, sol, fallido esperma

que se pierde en la noche. ¿Qué sería

de una estrella sin verse? ¿Qué sería?

#sonetos

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tras tres, des más; pues das, las ves. Te di, me fui de mí.

Denario, diez, raíz en la extensión de la fortuna, el árbol del dinero se sustenta de una luz que es primero y que alimenta un nombre y su ilusión. Diez ases en la mano, ¿es más que un cero?, me pregu

Esperar la respuesta, como un canto al vacío, de la medida justa que equilibre la escena, no es más que un desvarío, siempre puedes lanzarte, nada esperando, al río, unirte a la corriente. Tal vez val