Buscar
  • María Fernández Lago

EL ALMA SOBRE EL ALMA


Si a la salida no nos encontramos

de esta función teatral, tú mi alma mía,

o nos desorientamos en la vía

descaminando pasos de otros tramos;

si entre la multitud nos extraviamos

o en la calle vacía

en espejismo triste sin la guía

de tu mano o la mía nos soltamos;

más allá del centímetro y la hora,

donde el espacio fue y ya no es espacio

y el tiempo sacudió su ala en calma,

te esperaré apoyada en el ahora,

sentada en el nosotros, ven despacio

a reposar el alma sobre el alma.

#sonetos

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tras tres, des más; pues das, las ves. Te di, me fui de mí.

Denario, diez, raíz en la extensión de la fortuna, el árbol del dinero se sustenta de una luz que es primero y que alimenta un nombre y su ilusión. Diez ases en la mano, ¿es más que un cero?, me pregu

Esperar la respuesta, como un canto al vacío, de la medida justa que equilibre la escena, no es más que un desvarío, siempre puedes lanzarte, nada esperando, al río, unirte a la corriente. Tal vez val