Buscar
  • María Fernández Lago

SER PECES


Hubo que descubrir un continente

y cruzar el océano dos veces,

nacer en una época, ser peces

en una red propicia al accidente.

Hubo que someterse a un llanto ausente,

fracasar, condenarse en otros jueces,

para rememorar la paz, con creces,

de ser uno en el dos conscientemente.

El encuentro que fue gracias a un cielo

que dibuja los mapas y las rutas,

las vías y las sendas absolutas,

recreó el simulacro del pañuelo.

Sin las explicaciones de otra ciencia:

¡qué bien le sale a Dios la coincidencia!

#sonetos

57 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

DINEROS

ÉXITO

NIEBLA

la niebla pesa más que una patada así en la nuca viva pesa y plomo te duelen los contornos por asomo ni pareces feliz ni una estocada pesa es espesa y pasa traspasada trasvasada al espanto tomo y lomo