Buscar
  • María Fernández Lago

SOMBRA A SOMBRA


Como si todo un mar me sostuviera

y ahogara el respirar sin anestesia

en este limbo absurdo de manera

que imploro la fortuna de la amnesia;

como si en este círculo estuviera

en líquido naufragio y en la iglesia

de la respiración no resolviera

color, olor, calor en sinestesia;

así siento la estela de un zarpazo,

así transcurre el día sombra a sombra,

de pared en pared, de nada en nada,

y temo al hueco inerte del abrazo

y no poder nombrar lo que te nombra

y no poder llegar a la llegada.

#sonetos

76 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tras tres, des más; pues das, las ves. Te di, me fui de mí.

Denario, diez, raíz en la extensión de la fortuna, el árbol del dinero se sustenta de una luz que es primero y que alimenta un nombre y su ilusión. Diez ases en la mano, ¿es más que un cero?, me pregu

Esperar la respuesta, como un canto al vacío, de la medida justa que equilibre la escena, no es más que un desvarío, siempre puedes lanzarte, nada esperando, al río, unirte a la corriente. Tal vez val