Buscar
  • María Fernández Lago

NO ME MUEVE


No trates de encontrarle ya el sentido

a esto que, si es amor, no tiene un antes:

eres la suma fiel de los instantes

por un espacio o trama sostenido.

Eres momento exacto en el tejido

en el quehacer de las interrogantes,

punto de cruz de luz de equidistantes

hilvanes devanados desde el nido.

Yo estoy o creo estar, a mi manera,

callando a pie de letra, aunque gritara,

la urdimbre del amor hilera a hilera.

De tu silencio en mí soy compañera,

así tu voz en fruto y fruta clara

no me tienes que dar porque te quiera.

#sonetos

79 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tras tres, des más; pues das, las ves. Te di, me fui de mí.

Denario, diez, raíz en la extensión de la fortuna, el árbol del dinero se sustenta de una luz que es primero y que alimenta un nombre y su ilusión. Diez ases en la mano, ¿es más que un cero?, me pregu

Esperar la respuesta, como un canto al vacío, de la medida justa que equilibre la escena, no es más que un desvarío, siempre puedes lanzarte, nada esperando, al río, unirte a la corriente. Tal vez val