top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaría Fernández Lago

DINERO

Denario, diez, raíz en la extensión

de la fortuna, el árbol del dinero

se sustenta de una luz que es primero

y que alimenta un nombre y su ilusión.


Diez ases en la mano, ¿es más que un cero?,

me pregunto al pasar. Si la razón

me dice que son más, el corazón

rescata que de cero es heredero


todo número y todo lo que habita

la expresión donde el todo se revela.

La perfección de diez es la infinita


perfección de la nada y, tras su estela,

la luna en la moneda deposita

la plata que en el éter gira y vuela.


35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Y VAN DOS

Yo le escribí un poema a un gilipollas. Perdón por la disculpa, aunque lo cierto es que debía disculparse, aún muerto, el gilipollas. Sí. Por gilipollas. Yo le escribí un poema y aún ampollas me salen

PASEO

bottom of page