Quizás a través de mí

van departiendo entre sí

dos almas llenas de amor,

en un misterioso estilo,

…¡Y yo no soy más que el hilo

conductor!

                   

                       Amado Nervo