Buscar
  • María Fernández Lago

YO NO NACÍ SINO PARA QUEREROS


Hemos visto a dos jóvenes de ochenta

de la mano esta tarde de paseo

y hemos callado ambos el deseo

de dilatar el tiempo, ampliar la renta.

Hemos visto una meta y la tormenta

de un final, y el silencio y un rodeo

han dicho más que el plata tintineo

de todo abecedario y lo que cuenta.

Pudiera ser que, en fin, llegado el caso,

me apee del planeta yo primero;

si fuera así, leyendo a Garcilaso

sabrás por qué razón no pongo un pero

sin desdecirle un punto hacia el ocaso:

“por vos he de morir, y por vos muero”.

#sonetos

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

DINEROS

ÉXITO

NIEBLA

la niebla pesa más que una patada así en la nuca viva pesa y plomo te duelen los contornos por asomo ni pareces feliz ni una estocada pesa es espesa y pasa traspasada trasvasada al espanto tomo y lomo